Rosa Díaz:"La adopción es como una adicción"

Ir abajo

Rosa Díaz:"La adopción es como una adicción"

Mensaje  Silvia el Sáb Abr 11, 2009 5:39 pm

Rosa Díaz:"La adopción es como una adicción"

La jefa de Dermatología del Hospital Infanta Sofía defiende la adopción a capa y espada. Sus dos hijas nacidas en China son el fruto de un proceso que entonces no era tan largo.
07/04/2009
Ana Wenreui y Marta Xiaoge tienen 10 y 8 años respectivamente. Rosa Díaz, jefa de Dermatología del Hospital Infanta Sofía, de Madrid, adoptó a estas dos niñas chinas en 1999 y 2002. No es el único caso de médico que ha adoptado. En su entorno hay muchos colegas, dermatólogos sobre todo, que lo han hecho. Otros tantos encuentran ahora grandes dificultades para adoptar. En algunos casos el proceso se prolonga hasta cinco años.

Le ponen la piel de gallina comentarios como "¿Ya te has comprado una niña?", y las trabas que hay porque los requisitos cada vez son mayores y el boom de adopción en China ha provocado que el país se quede sin niñas.

¿Por qué China?
-Aunque mi familia procede de Castilla-La Mancha, algunos miembros tenemos los ojos rasgados. A mí de pequeña me llamaban "coreana". Desde que era joven guardaba cosas de China. Después estuve de vacaciones allí. Estudié otras nacionalidades y me decidí por China porque el proceso de adopción era lo más trasparente posible. Ana vivía en un orfanato de Cantón y tenía una herida bastante profunda en la ingle cuando me la dieron. Marta, que nació en la provincia de Guizhou, estaba con una familia de acogida transitoria y por eso estaba muy mimada.

Y ¿por qué dos niñas?
-La adopción crea adicción. Cuando ya tenía a Ana y Marta pensé: "todavía queda un hueco en la mesa". Quería adoptar a una tercera. Mi familia y amigos me decían que estaba loca. En ese momento me negaron la posibilidad de iniciar la adopción y mi entorno respiró. A día de hoy creo que lo más sensato es no hacerlo. Hay que tener muy claro que adoptar no es una obra de caridad. Es algo de lo que he sido consciente desde el principio.

Como madre soltera, ¿ha tenido más dificultades para adoptar?
-Sí, pero eso no significa que me haya visto discriminada. Cuando adopté a mi hija mayor me encontré con curiosidades burocráticas. Después de entregar toda la documentación para inscribir a Ana en el Registro Civil Central me exigieron dar el nombre de un padre para poder hacerme el libro de familia. Por eso su padre imaginario se llama Juan. Con Marta todo fue mucho más fácil; las cosas habían mejorado en el Registro.

¿Cómo compagina la vida laboral con la familiar?
-Con dificultad porque hago horario continuo. Siempre que puedo voy a buscarlas al colegio. Además, procuro organizar lo mejor posible mis salidas a cursos y congresos. Cuando adopté a Ana no concedían una baja por maternidad de más de 15 días. Para el Hospital La Paz, de Madrid, donde trabajaba, era una situación nueva. Con Marta me dieron ya la baja maternal normal, de 16 semanas.

¿Su profesión le sirve para afrontar con más sosiego las enfermedades que pueden afectar a sus hijas?
-Me asusto menos cuando tienen algún problema de salud. Fui yo quien le diagnostiqué fiebre herpética a Ana.

¿Le gustaría que sus hijas estudiaran Medicina? -No les llama la atención, quizá porque lo relacionan con "mamá se tiene que ir al hospital". Les intento inculcar que tienen que ser consecuentes con lo que hagan.

Hay gente que, a pesar de su incapacidad para tener descendencia biológica, se niegan a adoptar.
-Lo achaco a tres motivos. El primero es el desconocimiento del riesgo genético de enfermedades que puede llegar a desarrollar el niño. El segundo, la sorpresa biológica que conllevan los caracteres de sus padres naturales. Y el tercero, el miedo a que el hijo adoptado quiera más a su madre biológica. No compito con sus madres, porque cada una tenemos nuestro papel. En el caso de Ana y Marta no sabemos la identidad de sus progenitores, pero me hubiera gustado que pudieran conocer su historia familiar.

¿Un dermatólogo español tiene la obligación de conocer las diferencias entre los tipos de piel asiática, caucásica y afroamericana?-Está forzado por las circunstancias, por el rápido incremento de la inmigración. Los asiáticos no son tan diferentes a los caucásicos. Solemos reconocer las lesiones de los pacientes chinos. Sin embargo, el idioma y la afición a su medicina tradicional son un obstáculo.
avatar
Silvia
Admin

Cantidad de envíos : 251
Fecha de inscripción : 03/11/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.