"Cuido a bebés abandonados por mujeres que temen ser asesinadas"

Ir abajo

"Cuido a bebés abandonados por mujeres que temen ser asesinadas"

Mensaje  Silvia el Dom Mar 22, 2009 8:06 pm

"Cuido a bebés abandonados por mujeres que temen ser asesinadas"

Una monja de Benigànim trabaja desde hace 32 años como misionera en Marruecos, donde acoge a hijos de madres solteras
18.02.09 - FULGENCIO TORREMOCHA| BENIGÀNIM

"Aquí es una deshonra tener hijos fuera del matrimonio. Por eso abandonan a los recién nacidos, porque temen por sus vidas al ser madres solteras y eso está muy mal visto". Josefa Benavent Murillo cumplirá 72 años el próximo 18 de marzo. Esta monja natural de Benigànim lleva casi la mitad de su vida (32 años) dedicados a Marruecos, donde trabaja como misionera.

Ha sido enfermera y ahora cuida bebés que han sido abandonados por madres solteras. "Algunas chicas, incluso se quedan embarazadas al ser violadas por personas de su propio entorno familiar", lamenta Josefa Benavent.

La misionera valenciana reside en la localidad de Errachidia. Dos días a la semana acude al hospital de esta ciudad para asistir a los pequeños. "Los lavamos, cambiamos, vestimos y sobre todo, les damos cariño porque es de lo que más necesitados están hasta que son adoptados".

La legislación del país africano contempla esta posibilidad, tanto para ciudadanos marroquíes como para la adopción internacional. "Sin embargo, cuando lo solicita un europeo, le exigen que se convierta al islam, aunque luego siguen practicando su religión e incluso algunos los bautizan", relata Josefa.

La religiosa lamenta que también se producen abusos. "Conozco a una chica soltera que entregó a su niño a una vecina para que lo cuidara. Pero al cabo de tres años se dio cuenta de que todo ese tiempo lo estuvo utilizando para mendigar, así que regresó al hospital. Ahora lo ha adoptado una familia. El pequeño sufrió mucho", comentó la misionera.

En Errachidia, Josefa convive con otras dos hermanas de la orden de las Franciscanas Misioneras de María en un piso alquilado. "Vivimos en un barrio pobre, porque aquí la mayoría de personas son humildes. Realizamos pequeñas curas en nuestra casa o en sus domicilios".

Respecto a las mujeres, solteras, Josefina señala con tristeza que hacen cuanto pueden: "Hablamos con ellas, las aconsejamos y dos días a la semana acudo a la sala del hospital donde cuidamos a unos 10 bebés que tienen un año o año y medio hasta que son adoptados".

A pesar de sus 72 años, Josefina goza de un envidiable sentido del humor y humildad. "No le dé mucha importancia a la entrevista porque nosotras no somos importantes", comentó. "Por cierto, por aquí me muevo con lo que llamo mi Mercedes dos ruedas. O sea una bicicleta para ir a comprar y a trabajar. Mientras las piernas me respondan...".

Además de su trabajo solidario, Josefa también dedica parte de su tiempo a otra labor apostólica. En este sentido se encarga de organizar conferencias sobre San Pablo.

Su dilatada dedicación a las misiones le ha servido para acumular vivencias de todo tipo. Durante 20 años trabajó como enfermera con leprosos y otros dos años en cirugía infantil. "En agosto querría ir España porque aquí hace mucho calor y hace dos años que no voy. Otros veranos nos vamos a Casablanca", concluyó.
avatar
Silvia
Admin

Cantidad de envíos : 251
Fecha de inscripción : 03/11/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.